De delitos y muchas penas en la última jornada en competición y quiniela del palmarés


por Carlos Loureda
La última película de la Sección Oficial, Vie sauvage, la presentaba el tercer cineasta francés de la 62 selección,. Director acostumbrado a recorrer los festivales, novena realización, y tratar con frecuencia los núcleos familiares en plena ebullición.Basándose en un suceso que conmocionó y dividió la opinión pública francesa, la fuga de un padre con sus dos hijos para continuar viviendo de forma alternativa y en plena naturaleza, frente a su madre, harta de esa forma de bohemia, que quiere conservar la custodia de sus hijos. Una aventura que duró, nada más y nada menos, que once años.VS1Un hecho tan cinematográfico que este mismo año, otro cineasta francés, Jean Denizot, realizó otra película con el mismo tema, La belle vie. En esta ocasión más centrada en las angustias y miedos del padre. Cédric Khan comienza con brío, una cámara agitada y un montaje que recordaban el énfasis y la inquietud que transmitía Coline Serreau en Chaos (2011), luego las imágenes van estabilizándose para narrar dos momentos de la historia: su comienzo, cuando los dos niños tienen 6 y 7 años, y el final de esta vida salvaje, cuando los dos, ya adolescentes, rozan la mayoría de edad y rencuentran a su madre.
VS2Cine elegante, bien dirigido e interpretado que, pese a todas sus virtudes, va perdiendo fuelle según avanza la narración. El hecho de que el cineasta no mencione que el padre acabó con una condena de dos años, o el final tan burgués, eso sí impresionante, plantean dudas sobre las intenciones de su realizador, con una película que parece cambiar de rumbo al final.
VS2Si en la Sección Oficial se cometían delitos, en la de Nuev@s Director@s no se quedaban atrás. El brillante documental rumano, Toto si surorile lui (Toto and his sisters), de Alexander Nanau muestra la realidad de un niño de 10 años, rodeado de yonquis que se pican en su casa, sus hermanas, absolutamente perdidas, y su madre totalmente ausente, por estar en prisión, aunque sea muy duro, el amor que el cineasta muestra por sus protagonistas que se transmite en la pantalla.
Toto1Mucho menos empatía consiguen Modris, producción de Letonia, sobre un adolescente que acaba en la cárcel por el robo en su casa de un radiador. La denuncia de su madre, iniciada para darle un ejemplo, casi en una versión familiar de The lesson, acaba por marcarle toda su vida. Y la última de esta sección a concurso, La madre del cordero. Descripción de otro delito, más inesperado, por parte de una mujer de 50 años, hija modelo que lleva ocupándose de su madre desde hace años, para lograr un poco de libertad y poder respirar por fin en su vida.
Toto2Últimas recomendaciones
Dos películas no deberían olvidarse entre tantos hallazgos, el tierno, emotivo e intenso documental de Pedro González Bermúdez, El último adiós de Bette Davis (con guión de Juan Zavala), y la película mexicana, Güeros, de Alonso Ruizpalacios, que si no hubiese estado en el festival de Berlín, hubiese acabado con mucha probabilidad en la sección oficial, un verdadero peliculón que cuenta con un decorado sonoro como recurso estético junto a una fotografía arrebatadora en blanco y negro.
GU1 Inventario de motivos
Es curioso constatar la repetición de motivos en muchas de las películas presentes en el festival. Escenas similares para situaciones parecidas han ido reiterándose a lo largo del certamen, como si una onda universal de motivos atravesase kilómetros y continentes, inspirando a los cineastas.
GU2Los coches han dado mucho juego, en diversas maneras, desde atropellos intencionados (La entrega y Catch me, daddy), a accidentes de carretera fortuitos (Loreak y Limbo); el agua, elemento importante en Praia do futuro, Vincent n’a pas d’écailles, Violent…; la infancia como motivo central, pero, sobre todo, el reiterado protagonista de jóvenes viudos obligados a asumir solos el cuidado de sus hijos (Une nouvelle amie, Second chance); rostros desfigurados (Phoenix y Magical Girl), ñolas , y el reiterado
LoreakQuiniela
Y llegamos a lo más esperado del festival, la decisión del jurado y la entrega de premios, en muchas ocasiones, polémica. Ahí van las películas que por sus virtudes deberían estar, a veces es todo cuestión de equilibrio de opiniones, en una u otra categoría de los premios oficiales:
– La isla mínima (fotografía)
– Une nouvelle amie (guión o director)
– The drop (actor y/o director)
– Haemu (Premio Especial Jurado o guión)
– Phoenix (actriz)
– Magical Girl (guión o Premio Especial de Jurado)
Y sin lugar a dudas, Concha de Oro, Loreak
En la sección Nuev@s Director@s, In her place, y dos menciones, The lesson y Toto and his sisters.
En unas horas, el palmarés definitivo, tras una jornada que se espera llena de rumores.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s