La Herida más profunda es la que no se ve. Los Márgenes invaden el centro del festival.


por Carlos Loureda

No sabemos si podemos atribuir al número de películas seleccionadas para la competición principal, 13, la responsabilidad de la baja calidad y pocas sorpresas que ha deparado la Sección Oficial. Y eso que Alex de la Iglesia ya nos había asegurado la presencia de brujas en el festival. Así que como, haberlas haylas, habrá que tomar nota para el próximo año e incluir 12 o 14.52e7e06c_oPor suerte, empezamos con un buen subidón, Enemy (un doble externo muy peligroso), y acabamos con otra dosis de adrenalina, La Herida (un doble interno, más terrible, si cabe). En una añada marcada por el número dos, historias basadas en hechos reales y secuestros de infantes (creo haber contado, mínimo, ocho películas a través de la programación), las dos últimas de la citada sección, tras muchas esperanzas frustradas en siete días, albergaban grandes esperanzas.For-Those-Who-Can-Tell-No-TalesEl día comenzó por For those who can tell no tales de Jasmila Zbanic, brillante cineasta que siempre ha sabido tratar el tema de los Balcanes con la sensibilidad requerida y una exquisita elegancia. Quizá en su último trabajo, al tratarse de un proyecto exterior, que llega de la mano de la actriz principal, si bien su firma se conserva, su estilo se ha visto diluido, manteniendo uan cierta eficacia pero sin alma.forSe trata de la historia real, otra más, de una australiana que, siguiendo las indicaciones de una guía de turismo, se aloja en un hotel que sirvió como lugar de secuestros, torturas y violaciones masivas durante la guerra en la antigua Yugoslavia, según la mayoría, y como hospital militar, según la opinión de otros habitantes. Como siempre, dos versiones, dependiendo de si es de los vencedores o los vencidos (otra vez, el número dos).

Un ejercicio de memoria, actividad siempre recomendable y necesaria para superar errores y no repetir atrocidades, que me ha recordado (al recibir la protagonista un cuadro como regalo), lo que Bruce Chatwin escribía sobre que Australia se podía recorrer por una especie de mapa, constituido por sueños. La directora con su película confirma que, por el momento, los Balcanes sólo se pueden cruzar a través de sus pesadillas.    Herida2Menos mal que La herida ha cerrado la Sección Oficial. Un reconocimiento de un tipo de cine minoritario en presupuestos, al margen de los sistemas habituales (la película se estrena el 1 de octubre en Cineteca de Madrid) y mayoritario en ideas, riesgos y emociones. La herida es un potente retrato de un trastorno borderline que produce cambios de humor, impulsa a martirizarse, hacerse daño o caer en conductas adictivas y aísla a los que padecen esta modificación límite de la personalidad que, de nuevo, parece crear un doble en estos enfermos.HeridaMarian Álvarez borda, literalmente, a golpe de cuchilla, un personaje que hubiese podido caer con mucha facilidad en el exceso o, peor, en el ridículo. Constituye una de las propuestas más interesantes de la sección y, si bien le falta ese plus que la hubiese hecho redonda, su protagonista, Marian Álvarez, va a plantear un grave dilema al jurado, elegir entre ella o Samantha Castillo, de Pelo Malo, para la Concha a la mejor actriz. Herida3Los que nos siguen conocen el aprecio que tenemos por cineastas, como Fernando Franco, que se arriesgan en cada proyecto y consideran el cine español una pasión, no sólo una profesión. A los que se han quedado alucinados ante la maestría de este cineasta, les aconsejo que sigan hurgando en la herida en la página de los compañeros de Márgenes y disfruten de la filmografía completa del director y gratis. Hugh_JackmanAhora llega el momento de las quinielas, los pronósticos y toda una serie de listados… probablemente no lo más importante del festival, pero sí de lo más divertido. Pero antes de eso queda mucho más en las próximas 48 horas, revisaremos los últimos estrenos de las otras secciones (en este año, yo diría, casi más importantes que la oficial) y otra noticia muy relevante, hace sólo tres días que fue luna llena y ahora está llegando Hugh Jackman a San Sebastián…(varias compañeras me han confirmado prestarse voluntarias para comprobar si el actor ha sufrido algún efecto capilar en su cuerpo). No hay miedo en Donosti. Hay ganas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s