El rayo resplandeciente de los Nuev@s Director@s


por Carlos Loureda

Casi todos los mejores momentos del festival se han vivido en la sección de Nuev@ Director@s que, en un afán por parte del certamen de otorgarle la importancia que merece, había sido trasladado del batiburrillo del Zabaltegi, para convertirlo en un nuevo e independiente apartado que se afirma como la segunda sección más importante del festival.GreenNi la melancolía de la turca Yozgat Blues ni la incomunicación de la ucraniana The Green Jacket han logrado hacer mella entre el público. Eso sí, el cine griego consigue, como siempre, sorprender al espectador con propuestas, más que arriesgadas, casi suicidas.

Luton de Michalis Konstantatos reúne a tres individuos que, en principio, no tienen nada que ver en común, un estudiante, una joven y un comerciante, y durante casi una hora y veinte se limita a mostrar unos retazos de vida con algunas ¿pistas? El público comienza a mosquearse, la sala se agita, los festivaleros acumulan demasiado cansancio y me temo lo peor.LutonComo por arte de magia, en los últimos 10 minutos la película se transforma en una metáfora visceral, radical y de una desesperación al borde de lo soportable. Confieso que me irritó un buen rato y acabó por fascinarme. El cine griego más extraño y bizarro invade festivales, agita conciencias y provoca al personal.ARAUJO_Fran_DE-NOVA_Ernesto_2013_El-Rayo_01Eso sí, la mayor sorpresa llego de la producción nacional con El Rayo de Fran Araújo y Ernesto de Nova, un road movie docu-mentira o ficción real de la epopeya de un marroquí que, tras más de una década en nuestro país, las circunstancias económicas le obligan a regresar a su tierra. Se irá pero no sólo sino con un tractor para poder trabajar en sus campos natales.el-rayo--644x362El verdadero cine es el que estos dos talentosos cineastas han sabido recrear. A partir de una anécdota mínima, íntima y particular, han sabido transcender y tratar lo universal. Casi seguro que esta película cosechará muchos premios, por lo pronto, en esta edición El rayo se convierte en uno de esos momentos iluminados y resplandecientes que se recuerdan de un certamen.

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s