The Raid 2 (Berandal), Indonesia 2014


Nunca segunda partes fueron tan buenas. Y no hablemos de los dragones: ya sea le de la nueva aventura del Detective Dee (La legenda del Dragón de los Mares), un film de Tsui Hark en el que te preguntas continuamente cómo consigue tan buenos, efectivos y poéticos efectos especiales (momento mágico el de los caballos cabalgando en el mar o entrechocándose).DDO en la segunda entrega de Cómo entrenar a tu dragón, con una nueva relectura del pasado reciente de la historia americana –nuestros anteriores dirigentes eran unos brutos sin cerebro, centrados en hacer la guerra (clara alusión a la dinastía Bush); nosotros asumimos nuestros errores pero queremos la paz y nuestro nuevo dirigente es un dragón… negro (alusión, sin lugar a dudas, a Obama, tan evidente que pasa desapercibida, secuela que no duda, incluso, en incluir un episodio shakespeare-freudiano familiar.Como entrenar a tu dragonPero la palma se la lleva la continuación de The raid. La primera ya había sorprendido con una hora y media de intensos combates, buenos planos y coreografías inspiradas. En esta segunda parte, que se convertirá en referencia del género de artes marciales, el resultado es, literal y visualmente, alucinante, con una hora más de metraje que te deja boquiabierto.Raid3El pobre Iko Uwais, intérprete del policía en la primera entrega, cree que, acabado su trabajo, regresará a casa con su mujer e hijo. Error. Dos horas después del final de The Raid se encuentra de nuevo en misión con un programa de asustar: hacerse amigo del hijo de una de las dos bandas que dirigen la ciudad, pasando por la cárcel, por supuesto, y tras conseguirlo, verse en medio de una guerra de su banda contra el clan enemigo de los japoneses malos-malísimos.RaID5Su director Gareth Evans logra escenas míticas de lucha de pencak-silat, como mínimo tres, la del barro en la prisión, la persecución en coche y la escena final, con humor, una utilización de la cámara lenta que quita el hipo, un humor negro que roza el comic, unos personajes sorprendentes (los hermanos mudos con su bate de béisbol y sus martillos en la mano)…Raid2Y aún hay más: litros de sangre en escenas gores no recomendables a los menores de treinta años, unos planos cuidadísimos y hasta referencias al cine de autor más radical, como esa primera escena que recuerda tanto al inicio de rase una en Anatolia… En resumen, lo que prometía en la primera parte, se confirma en esta segunda: Gareth Evans es uno de los mejores directores de cine de acción actual. ¿Cuándo tardará Hollywood en lanzarle un sabroso anzuelo?rAID6No sólo de dramas lituanos vive el cinéfilo y, de sabios, es reconocer que este cineasta produce la misma emoción que las primeras películas de John Woo… y eso son palabras mayores.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s