Animatopía: el territorio sin frontera de todo lo posible


por Carlos Loureda

Excelente iniciativa del Festival programar esta excepcional mirada atrás, de lo mejor y más novedoso de la cinematografía contemporánea, en la retrospectiva temática de esta edición,  Animatopía: Los nuevos caminos del cine de animación. Todo un conjunto de películas que ha sufrido de un continuo maltrato desde sus orígenes, arrastrado una fama inmerecida y alejado injustamente del público.AA2En primer lugar, la manía de definirlo como un género aparte, cuando en realidad se trata de un empleo de técnicas diferentes. Hay cine de imágenes reales y cine en que los movimientos se crean a partir de dibujos, modelos, objetos, plastilina o cualquier otro procedimiento. Por lo que existiría, por ejemplo, un cine documental real, y otro, de animación.  AA5Por otra parte, aunque el procedimiento apareció antes que el cinematógrafo, ya en 1888 el francés Émile Reynaud se divertía con sus juguetes ópticos. Pero mucho tiempo antes, Platón ya aludía en sus escritos, y egipcios y chinos en sus tradiciones, a la ilusión del movimiento mediante sombras u otros artilugios.AA6Entre nuestros compatriotas, en el siglo XX, Segundo de Chomón fue uno de los pioneros en el empleo de estas técnicas. Y desde la invención del cinematógrafo, a pesar de su origen europeo, los cartoons americanos conquistaron al público con tanta intensidad como el western o el burlesco, versión de la animación con imagen real.AA3Por si fuera poco la disneyzación de todo este sector, relegó durante años un cine apasionante a un público infantil. Menos mal que, gracias en parte a la tradición del anime japonesa, se fue recobrando al público adulto, que descubre un mundo apasionante e inesperado. Ya en este siglo, los premios de Hayao Miyazaki con El viaje de Chihiro (2001), arrasando con el Oso de Oro de Berlín 2002, y Marjane Satrapi en Persépolis (2007), Premio del Jurado de Cannes 2008, los que situaron al cine en el lugar que merecía.AA4La retrospectiva recoge 25 de los mejores filmes en variedad de técnicas y universos. Aunque faltan, en mi opinión, algunos imprescindibles, como el israelí The Congress, el griego Meteora, o la visión tan especial de Phil Mulloy, la muestra es de lo mejor de todo el festival. Algunas recomendaciones que no podrían faltar entre el público deseoso de descubrir nuevos horizontes cinematográficos: Waking life de Richard Linklater (¿Julie Delpy y Ethan Hawke, protagonistas de la trilogía americana más indie, en dibujos animados?), Princess de Anders Morgenthaler, una polémica y brutal cruzada contra la pornografía (de visión obligada), Metropia de Tarik Saleh, ¿una pesadilla de Europa o una Europa de pesadilla? Sin duda también Alois Nebel, Crulic, Tatsumi y, una de mis favoritas, Le tableau. O sea, casi todo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s