Troll Hunter (Trolljegeren), Noruega 2010


Lo que a primera vista parece la enésima versión de un film de monstruos, con la salvedad de utilizar el folclore local como telón de fondo, puede ocultar más de una sorpresa. Analicemos con mayor profundidad esta película que nos llega de la inspiración de una de las cinematografías europeas más interesantes: la escandinava.

Utilizando como método de presentación el falso documental o la docu-mentira, que tiene como antecedente The Blair Witch Project (1999) y los múltiples trabajos que han optado por este tipo de rodaje, esta película se sitúa en pleno centro de la teoría actual de la conspiración, gobiernos que ocultan la verdad a sus ciudadanos por diferentes motivos, excluido el del interés general, y la constante manipulación de la verdad o de los hechos, realizada sin ningún tipo de escrúpulos por políticos obscuros e incompetentes. ¿Os suena?

Empleando la parodia, el pastiche o la imitación, tan propia del arte contemporáneo, el protagonista no es el habitual héroe musculoso de noche, discreto de día y joven todo el tiempo. Este cazador de monstruos de las leyendas escandinavas perdidas en la noche de los tiempos  es, sencilla y llanamente, un funcionario mal pagado, poco reconocido, mayorcito (y lo que queda todavía antes de la jubilación) y que casi trabaja en la clandestinidad. O sea, la versión pública de los contratos precarios tan extendidos en el sector privado que la clase política admite, dada su incapacidad para crear un sistema que compagine trabajo y dignidad e, incluso, mira con buenos ojos, dado que reduce las estadísticas del desempleo. ¿Os suena?

Incluyendo su folclore nacional, diferentes tipos de trol, en los que estos personajes pueden ser buenos o malos, el director opta por los malos, evidentemente. Aquí la invasión no llega en forma de extraterrestres verdes con antenitas sino de sus habitantes nacionales contagiados por una rabia que no pueden controlar. Los recientes acontecimientos de la matanza en Noruega confirman la teoría que, en la mayoría de los casos, el enemigo lo tenemos en casa y puede ser el vecino alto, rubio y católico. Evidentemente siempre es más sencillo culpar al inmigrante bajito, moreno y ateo. ¿Os suena?

Se me olvidaban dos pequeños detalles de este inteligente e interesante trabajo de André Øvredal, otro director a seguir de la última y creativa hornada escandinava. Se trata una vez más del típico cine invisible premiado en festivales internacionales (en este caso, en el BIFFF de Bruselas y en el Neuchâtel suizo), que como es habitual, es casi seguro que no se estrene en nuestro país. Y por último, se trata de ciencia ficción, ¿o no?

8 comentarios

  1. Pues la verdad es que tú le sacaste mucho más subtexto que yo que me quedé en una película fallida, aburrida, que repite los esquemas ya mil veces vistos en estos ‘falsos documentales’ (qué cansina que resulta ya la visión nocturna y las carreritas histéricas cámara al hombro) y que no aporta nada nuevo más allá de la originalidad de los trolls y unos efectos especiales más que resultones. Yo reconozco que incluso ´tuve que luchar por no quedarme dormido en la parte central … y eso, para un fan como yo de los «falsos documentales de terror» no dice nada bueno de la película.

    Un saludete

    Me gusta

    • Querido Jota: A mí me resultó interesante para esta época de reciclaje que vivimos. Es sanamente divertida pero reconozco que le cuesta arrancar. Al principio me temí lo peor pero la verdad es que entre en el juego e, incluso, me sorprendió la calidad de los efectos especiales. Hasta muy pronto, amigo

      Me gusta

  2. No se a ustedes que les pareció la película por lo que he leído anteriormente, no comparto en absoluto el criterio de «Jota», ya que parece que este señor esta acostumbrado a ver mucho cine Norteamericano, en el cual se invierten grandes sumas de dinero para hacer unas películas mas o menos buenas, sin embargo en el film que nos compete aquí, yo me encontré gratamente sorprendido, ya que hablamos de cine «Noruego», el cual no cuenta con los presupuestos de las grandes superproducciones hollywoodenses, así que partiendo de esta base la película desde mi punto de vista esta mas que bien lograda, desde luego que todo es mejorable, pero no nos olvidemos que desde el principio esta muy bien planeada tratándose de un «mockumentary», mas que de un documental como se intenta hacer creer al espectador y los efectos especiales son muy buenos, desde luego que yo les recomiendo que la vean, si gustan de este tipo de cine, ya que se sale de lo normal y no me sorprendería en absoluto que en poco tiempo salga la típica versión americana. Un saludo

    Me gusta

    • Querido amigo: ya sabes que para gustos están los colores. Yo sólo hablo de lo que me gusta, me intriga, me sorprende o me ilusiona, de una manera u otra. Estoy totalmente de acuerdo contigo en la calidad de los efectos especiales. Ya quisieran muchas de las grandes superproducciones llegar a este nivel con el mismo presupuesto. Este film me gustó porque mezcla situaciones, ideas y propuestas. El género fantástico es muy difícil de realizar y esta pequeña película noruega me agradó por la idea del antihéroe del cazador y por su dosis de mala leche. El cine invisible lo tiene mucho más complicado que el visible. Hoy en día los presupuestos de publicidad y promoción de algunos films asustan al ver el resultado final. Yo, sin duda, apoyo Troll hunter con todos sus defectos y todas sus virtudes. Hasta muy pronto, amigo

      Me gusta

  3. Precisamente no hablo de presupuestos en mi comentario querido Turko, hablo de que se repiten en ‘Troll hunter’ los mecanismos que hemos visto en mil y un mockumentary, sin imaginación y de manera muy repetitiva, nada que ver con el dinero que se hayan gastado o no. De hecho, cuanto menos presupuesto se invierte, mucho más satsfactorio es el resultado final (‘El proyecto se la bruja de Blair es tan infinitamente superior a ‘Monstruoso’ que deja todo claro). No me importa si se han gastado poco o mucho dinero en hacer ‘Troll hunter’, sólo comento que no veo nada nuevo en ella: carreras con la cámara, visión nocturna en un determinado pasaje, la cámara que se rompe o se ensucia … nada nuevo bajo el sol. Y esa falta de imaginación no se arregla con dinero, ya sea en Noruega, la Conchinchina o EEUU

    Me gusta

  4. Un placer y un honor tu publicidad. La verdad es que, una vez vista ‘La piel que habito’, los parecidos con ‘Los ojos sin rostro’ no son tantos como un podía esperar a simple vista. Pero también es cierto que deja constancia de que nuestro Pedro es el rey de los homenajes, el único director español que es capaz de llenar su filmografía de mil referencias a otras películas sin caer en el plagio más descarado, 🙂

    por cierto, indispensable el ibreto que acompaña a la edición en DVD de ‘Los ojos sin rostro’ donde Jesús Palacios detalla los mil problemas y las furiosas críticas que la película de Franju recibió en su estreno. Resulta curioso porque es un calco de lo que está pasando ahora mismo con ‘La piel que habito’, .)

    Me gusta

    • Querido Jota: fantástica tu información sobre le edición en DVD, tengo que conseguirla ya y leer lo que cuenta Jesus Palacios. Es curioso como las historias se repiten. Totalmente de acuerdo contigo en lo de Almodóvar: recicla, adapta, moldea, esculpe pero no copia y, además, posee un excelente gusto cinematográfico. Hasta muy pronto, amigo

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s